Muñeca de Trapo

Tengo una muñeca
de trapo viejita,
zurcida y pintada
de color fresita.

Pero es la más linda
que jamás yo vi,
pues es la amiguita
que siempre pedí.

Cuando yo estoy triste,
a mi me consuela,
la abrazo muy fuerte,
y nunca se aleja.

Cuando estoy contenta,
la hago volar,
girar por los aires,
reír sin parar…

¡Ay!, mi muñequita,
que viejita estás…
pero cada día,
te quiero yo más.

 

Autora: Mª Carmen Colás

Muñeca de Trapo
5 (100%) 1 vote
Compartir es vivir...

Deja un comentario