La Jirafa tiene frío

La pobre jirafa se muere de frío,
pues llegó el invierno y no tiene abrigo,
ni tiene bufanda,
por eso se arrima tanto al oso panda.
¡Qué suave qué éstas!
¡Qué calorcito me dás!
la mamá jirafa llama  a su vecina
que es la oveja Fina.
¿No podrías darme un poco de lana?
Pues te la daré si me dá la gana…
¡Anda Fina, por algo eres mi vecina!
Arrancamé tú un mechón,
pero con mucho cuidado
no me hagas un chichón.
Y ahora ¿Quién podrá ayudarme
a hacer una bufanda tan grande?
Buscaré a la araña que sabe tejer
con las manos y con los pies.
Y así con ayuda y con mucha calma
la mamá jirafa hizo la bufanda,
y a su hijita con cariño
se la regaló
 y no puedes imaginarte
la alegría que le dió.
¡Ay qué calorcito que siento
en mi cuello!
y se fué a dormir porque
le entró sueño.

Autora: Marisol Perales

Compartir es vivir...

Deja un comentario